Beagle como Perro de Trabajo

Caza

Caynsham Foot Beagles (c. 1885).

Los beagles fueron desarrollados principalmente para cazar liebres y conejos.

Fueron considerados como compañeros de caza ideales para las personas de edad que podrían seguirlos a caballo sin esfuerzo, para cazadores jóvenes que podrían mantenerse junto a ellos en ponis, y para cazadores más pobres que no podían permitirse mantener una cuadra de buenos caballos de caza.

Antes de la llegada de la moda de la caza del zorro en el siglo XIX, la caza era un todo acontecimiento para todo el día que consistía fundamentalmente en la persecución, más que en la muerte del animal perseguido.

En este contexto el pequeño beagle se adaptaba bien a la liebre y, a diferencia de perros como los harriers, no terminaban rápidamente la caza, pero debido a su resistencia y a su excelente habilidad para rastrear mediante el olfato eran una garantía para capturar finalmente a la liebre.

Las jaurías de beagles corrían con todos los perros muy juntos («tan cerca que podrían cubrirse con una hoja») lo que era útil en una caza de larga duración, ya que impedía a los perros extraviados ofuscar el rastro.

También se les prefería durante la caza del faisán para actuar entre la maleza espesa, en lugar de perros como los spaniel.

Con la introducción de la moda de cacerías más rápidas, el beagle cayó en desgracia como cazador de liebres, aunque todavía se utilizaba para la caza del conejo. En Anecdotes of Dogs (1846), el escritor de historia natural Edward Jesse dice:

En la caza del conejo, entre tojos y vegetación espesa, nada puede ser más alegre que el beagle; y los han llamado beagles del conejo por este trabajo, para el cual están particularmente cualificados, sobre todo aquellos perros que son algo hirsutos.

El beagle ha sido utilizado para la caza del conejo desde los primeros tiempos del desarrollo de la raza.

En los Estados Unidos parece que han sido utilizados para cazar conejos desde las primeras importaciones.

La caza de liebres con estos perros se hizo popular de nuevo en Gran Bretaña a mediados del siglo XIX y siguió hasta que se hizo ilegal en Escocia por la Ley de Protección de Mamíferos Salvajes de 2002 y en Inglaterra y País de Gales por la Ley de Caza de 2004.

Según esta legislación los beagles todavía pueden perseguir conejos con el permiso del terrateniente.

La llamada «caza al rastro» (drag hunting en inglés) es popular donde la caza ya no está permitida o entre los dueños que no desean participar en deportes de sangre, pero que desean ejercer las habilidades innatas de su perro.

La jauría tradicional consiste en hasta 70 beagles, dirigidos por un cazador que dirige el grupo y que es asistido por un número variable de azotadores cuyo trabajo es devolver a los sabuesos que se extravían al grupo.

El maestro de caza está al cargo de la custodia del grupo a diario, y puede o no tomar el papel del cazador durante el día de la caza.

Los beagles pueden ser empleados individualmente o sujetos con unos tirantes (en pareja).

En el Reino Unido se consideró la cacería de liebres con beagles como ideal para jóvenes, y muchas escuelas privadas británicas mantuvieron tradicionalmente jaurías de beagles.

En 1902 se iniciaron protestas contra el uso de estos perros para la caza en el Colegio Eton, aunque todavía se utilizan en la actualidad, y una jauría del Wye College en Kent (actualmente cerrado e integrado en el Imperial College London) fue robada por el Frente de Liberación Animal en 2001. Jaurías escolares y universitarias todavía se mantienen en Eton, Marlborough, Wye, Radley, la Escuela Real de Agricultura y Christ Church (Oxford).

También se han utilizado para cazar otros animales como la liebre americana, el conejo cola de algodón, aves de caza, el corzo, el venado, el lince rojo, el coyote, el jabalí, el zorro, o incluso en la caza del armiño. En la mayor parte de estos casos, el beagle se emplea para levantar las piezas para el cazador.

Perro de detección

Por su gran olfato, estos perros son utilizados por la Agencia de Protección Fronteriza y la Aduana estadounidense.

Los beagles son usados como perros de detección de importaciones agrícolas prohibidas y productos alimenticios en cuarentena en la «Beagle Brigade» del Servicio de Inspección Sanitaria de Animales y Plantas del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos; estos perros se utilizan para descubrir alimentos en los equipajes de viajeros en los Estados Unidos.

Tras la realización de diversas pruebas, además de por su fino olfato se eligió a los beagles por ser relativamente pequeños y por no intimidar a las personas que se sienten incómodas cuando se les acercan perros, por ser inteligentes y por trabajar bien con el sistema de recompensas.

También se utilizan para este fin por el Ministerio de Agricultura y Silvicultura de Nueva Zelanda, el Servicio de Cuarentena e Inspección de Australia, y en países como Canadá, Japón y la República Popular China.

Para la detección de explosivos se utilizan generalmente las variedades de mayor tamaño, ya que para esta tarea a menudo es necesario subirse a grandes cintas transportadoras de equipaje, una tarea poco adecuada para los perros más pequeños.

MY-BEAGLE-B

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s